Mementos de la Misa

Mementos de la Misa

(Fragmentos)

Mementos de la Misa, y modo muy importante de ofrecerla, para que así los sacerdotes que la dicen, como los que la oyen, aprovechen con ella a todos los fieles vivos y difuntos. Sacado de la doctrina de los Santos y Doctores de la Iglesia.

Fuente: Obras espirituales, Edición de Joseph Sanchís, Antonio Marín, Madrid, 1763.

Actualización de María DoloresMira Gómez de Mercado y Antonio García Megía

Advertencia importante a los sacerdotes para que sepan ofrecer la misa. Porque ni los sacerdotes ni los que oyen misa priven al mundo del gran bien que le pueden hacer ofreciendo cada misa por todas las personas de él, quiero advertirles del modo que lo pueden hacer, sin temor de que los sacerdotes defrauden a la persona que da limosna, ni a nadie. Que los que la oyen, claro es, no pueden defraudar.

Y para que se vea claro supongo hay dos opiniones en esta materia. Una, que la misa dicha por muchas personas aprovecha tanto a cada una, y a todas en particular, como si por sola una se ofreciese.  La otra, que no aprovecha tanto ofrecida por muchos como por uno solo, sino que se defrauda por repartirse entre muchos lo que a uno sólo le había de caber.

Ahora pues,  si la primera opinión es la verdadera, que puede ser que lo sea y que aproveche a todos igualmente, que muchos y graves autores lo afirman así, con este modo de ofrecer que va puesto en estos mementos, se hace un bien tan grande como es que cada sacerdote aproveche con todo el valor de la misa a cada uno de todos los fieles vivos y difuntos de todo el universo, si le ofrece por todos enteramente. Y si acaso la segunda opinión es la verdadera, con que el sacerdote diga: Aplico esta misa por todas las personas del mundo, pero es mi intención que no sea defraudada en algo la persona por quien especialmente digo la misa, ni otra alguna con esto.

Es, sin género de duda, que puede ofrecer enteramente y en particular por todas las personas del universo, sin temor de que, por ser muchas, sea defraudada la persona por quien se dice especialmente, ni otra ninguna. Porque aquella intención de no defraudar a nadie le toca y es cierto lo asegura todo.

 De manera que con este modo de ofrecerse va a gran ganancia y a ninguna pérdida. Esto es muy de advertir, porque de la intención del sacerdote pende aprovechar o no aprovechar. Que si se ofrece por pocos, a pocos aprovecha; si por todos, a todos. Y si no se hace así se privan todos los fieles de este gran bien.

Y así importa sumamente que el sacerdote tenga intención de aprovechar con la misa a cada una de todas las personas del mundo, vivas y difuntas, que fueren capaces de este sacrificio, y tan enteramente a cada una como mejor puede, sin agravio de nadie.

En esta intención está el toque. Y aquí puede extender las velas y desear de todo corazón aprovechar a todas las criaturas del universo, así del Cielo como de la Tierra, que fueren capaces. Y en el modo que lo fueren y como mejor Dios sabe y quiere que les aproveche. Y con la latitud que abrazó todo el universo Cristo, nuestro bien, cuando se ofreció en la cruz. ¡Oh, gran bien si se considera y se hace así!

A los que oyen misa para que sepan ofrecerla

Cierta cosa es en la Iglesia, que así el sacerdote que dice la misa como los que la oyen, todos son oferentes. Colígese de lo que el sacerdote dice en ella, pro quibus tibi offerimus, vel qui tibi offerunt, cada uno en su modo, el uno como ministro y principal diputado por la Iglesia y los otros como cooperantes y oyentes y consencientes en que la tal misa se diga. Los que cooperan acá en un pecado, le hacen y tienen parte como suyo en todo él, en cuanto consienten y se complacen en que se haga. Pues, mucho mejor, los que oyen misas, cooperan y se complacen en que se digan, las hacen como suyas.

Y así los que las oyen podrán hacer gran bien a toda la Iglesia, y aun a todas las personas del mundo, si por todas se ofrecieren como pueden. El modo que hay de ofrecerla por todas es lo mismo que rogar por todas. Y el modo como lo podrán hacer es según va en estos mementos.

Y aunque se podrá en cada misa repetir este ofrecimiento, pero no es necesario, que con hacerle una vez a la semana en su casa podrán después en la misa remitirse a lo dicho, diciendo: Es mi intención ofrecerla por todas las personas del mundo, como lo hice.

  Háganlo, pues, así los que oyen misa, que, con que tengan intención de que aproveche aquella misa a todo el mundo, a todo él aprovechará, pues se ruega ahí por todos. Y se les hará un gran bien a todos los vivos y difuntos de él. ¡Gran consuelo, por cierto!

Adviértase que, como se dice en las rúbricas que están al principio del misal, el que no quiere detenerse en el altar podrá hacer antes estos mementos. Y así podrá hacerlos a otra cualquiera hora u otro cualquier día de la semana, y, después, en la misa, remitirse a lo dicho diciendo en cada memento así: Señor, ofrézcoos este sacrificio como vos sabéis que es mi intención. Y mi deseo es que aproveche tan entera y particularmente a cada una de todas estas necesidades y personas como si fuera por ella sola, o como mejor pueda, con intento de que nadie sea agraviado: Et omnium circunst etc. Y en el de difuntos: Ipsis Domine, etc.

Señor, este sacrificio ofrezco como miembro de la Iglesia y en nombre de ella junto con todos los que se han ofrecido desde que fue instituido hasta ahora, […] pero especialmente le ofrezco por la persona por quien se dice esta misa, […] | por las almas de mis padres, parientes y bienhechores, amigos, enemigos y encomendados, por las de los religiosos y de todos los eclesiásticos, por los cautivos cristianos […] y generalmente por todos los fieles difuntos.

Por todos, pues, y por cada uno en particular, le ofrezco enteramente, según el orden de justicia y de caridad que debo y que mejor puedo y a vuestra Majestad fuere más agradable. Ipsis Domine, etc. Laus Deo.

En desarrollo, regrese en unos días

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s